La revolución de las faldas

marilyn con faldas y a lo locoA las mujeres, nos toca reconciliarnos con nosotras mismas. Nada tiene que ver con la guerra de sexos, sino con el reconocimiento de todo nuestro potencial, de nuestra autenticidad, de nuestros sentimientos, de nuestra libertad. Si no nos liberamos de la carga heredada, tropezamos y volvemos a caer en las mismas trampas. Y para ello, la historia nos llama a innovar, a ser creativas y a recuperar la autoestima robada, para entrar en contacto con la fuerza de la tierra, de la vida.

Es desde ahí que fluye la energía que nos hace fuertes. La veracidad, la transparencia, la conciliación. Quizás es momento de perder ese miedo que nos ha mantenido en silencio, con esa falsa prudencia, que nos ha impulsado a caminar unos pasos más atrás. El mundo nos reclama. Y reclama que actuemos con contundencia, con consciencia, con decisión yconfianza. Poco hay ya que perder.

Lo que nos han quitado, lo podemos mantener vivo con nuestra dignidad y nuestra memoria. No huyamos justamente ahora, pues de nuevo nos toca tomar las riendas, con el grito de la responsabilidad. Y esta vez, sin miedos ni silencios.

(Sigue leyendo este artículo en la versión publicada en El Huffington Post)

Aquesta entrada ha esta publicada en Uncategorized. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s